¿Por qué nada me funciona para bajar de peso?

Cuando nos planteamos bajar de peso, es una situación que nos puede causar mucho estrés, ya que habitualmente no se sabe por dónde empezar, o como ya hemos intentado varios métodos y no nos han funcionado tenemos algunas aprensiones, además que ya cargamos con el peso de los kilos demás y no queremos que nos sigan castigando por tener este peso indeseado, que afecta nuestra salud física y mental.  Una persona con sobrepeso (consciente de su situación) sabe lo que esto significa, desde detestar tener que ir a comprar ropa, así como odiar que empiece a hacer calor y tener que usar ropa más delgada o que deje más expuestas partes de nuestro cuerpo, o que tengamos que ser siempre súper simpáticos para compensar la inseguridad que nos da nuestra apariencia y esto es independiente de la magnitud del sobrepeso, ya que este punto es absolutamente subjetivo, tiene más relación con “cómo me veo a mi mism@”, más que cómo me ven los demás y como soy objetivamente. Todos los “peros” para iniciar este cambio, retardan el proceso incluso muchas veces se dilata tanto que nunca empiezan, se incrementa este sobrepeso, no nos hacemos cargo de nuestro problema y por ende no podemos empezar a ocuparnos de él.

Ahora los cuestionamientos que los equipos de salud deben hacerse es ¿por qué las personas siguen comiendo en exceso, a pesar de toda la
información disponible respecto de alimentación saludable?, es evidente que es más sano comer un trozo de pescado al horno con verduras guisadas que comer un pollo con papas fritas  y ¿por qué seguimos optando por la comida alta en grasas?, es bastante obvio pensar que es mucho mejor tomar agua que tomar gaseosas azucaradas, entonces ¿por qué se consumen más bebidas de fantasía que agua para beber?. Este escenario lo tenemos absolutamente claro en Mi Cambio, ya que nuestra experiencia clínica y la literatura dilogo dietas milagrosassponible, nos ha llevado a enfocar el tratamiento para bajar de peso desde su raíz, abordando el problema de fondo. No sólo es un tema de sumar y restar calorías, es en nuestra experiencia clínica diaria donde vemos cómo los pacientes intentan múltiples métodos, la dieta de moda, el dato de la compañera de trabajo, la píldora que logrará mágicamente reducir tejido adiposo (grasa) acumulado, sin embargo los métodos tradicionales no han atacado el problema de base, ¿por qué hay personas que comen en exceso?. Son variadas las explicaciones al respecto, se entremezclan las causas neurobiológicas, psicológicas, culturales, las creencias, la crianza, que sería extenso detallar, sin embargo hay un punto que queremos destacar y es cómo nuestra forma de enfrentar las cosas nos lleva a infantilizarnos y endosar nuestras responsabilidad, en este hecho, a otras personas o situaciones, sin hacernos cargo, sin tomar cartas en el asunto y finalmente sin lograr dar un vuelco en nuestra situación. “Soy gorda porque no tengo tiempo para cuidar mi alimentación o hacer ejercicio”.

Cuando una persona empieza a cambiar su estilo de vida, hay momentos en que va a flaquear, pero eso no debe llevarlos a abandonar su objetivo, muy por el contrario hay que utilizar esa recaída como un aprendizaje, ver por qué sucedió, que lo gatilló y prepararse para una nueva exposición al detonante y manejarlo con un entrenamiento psicoconductual adecuado.

Por otra parte están las creencias; por ejemplo “yo no soy capaz porque no tengo voluntad”, “uf yo soy súper indisciplinada, siempre fui así”, “no me controlo, no puedo”, ¿ustedes creen que nacimos voluntariosos, disciplinados o autocontrolados? no, esto se adquiere, se aprende, se entrena y siempre se puede, el tema es que esta área habitualmente no es considerada en los tratamientos para bajar de peso; al paciente se le exige un peso en un determinado tiempo y nada más, si no lo cumple es por que “es porfiado”, error!.

La idea es avanzar, no seguir poniéndole más etiquetas negativas al paciente, ya cada uno lleva su propio vía crucis por dentro, o aún se tragan eso de los “gorditos felices”?.

Tú, que ya leíste este artículo, movilízate, no dejes que la inercia te paralice, no permitas que el descontrol con la comida se apodere de ti, no dejes que las cosas “te pasen”, decreta lo que quieres, toma decisiones, fíjate objetivos, busca ayuda, no te duermas!.

LOGO-01

Equipo Mi Cambio

Inscripciones en: contacto@micambio.cl

www.micambio.cl

Comparte
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *